Econoticias

 

Hallan asesinado en México al defensor de la

mariposa monarca

El ambientalista mexicano Homero Gómez González, defensor de la mariposa monarca y desaparecido desde el pasado 14 de enero, fue localizado muerto tras ser asesinado, según informó la Fiscalía del estado de Michoacán, en el oeste de México.

Defensor de la mariposa monarca

El cuerpo sin vida del protector de la mariposa monarca fue encontrado en un pozo de agua del municipio de Ocampo y trasladado al Servicio Médico Forense para que se le practique la autopsia legal, según la misma fuente.

La familia del ambientalista dio parte a las autoridades de su desaparición desde el pasado 14 de enero y también hizo públicas las amenazas contra él por parte de presuntos criminales dedicados a la tala ilegal.

Gómez González administraba un santuario de la mariposa monarca en el municipio de Ocampo, en Michoacán, una zona conocida por la actividad de grupos dedicados a la tala clandestina de los bosques de la región.

Este santuario había sido abierto desde el pasado mes de noviembre como parte de las actividades del ambientalista para combatir la tala ilegal de árboles en esa zona, que es vital para la mariposa monarca.

El activista era un ingeniero agrónomo de la Universidad de Chapingo, en el central estado de México, con especialidad en fototecnia, según informaron los medios locales.

Ambientalistas asesinados en México

El de Gómez González es el caso de homicidio de un ambientalista más reciente en México después de que en agosto pasado fuera asesinada a tiros la bióloga y ecologista mexicana Nora López, responsable del proyecto de reproducción de la guacamaya roja en el sureste del país.

En junio de 2018, fue asesinado a balazos el ecologista José Luis Álvarez Flores, defensor del santuario del mono saraguato, en el estado suroriental mexicano de Tabasco.

En el año 2018 fueron asesinados en México 14 defensores ambientales, de los cuales once eran indígenas, según la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (MOCAF).

No obstante, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) expone que en 2018 ocurrieron 49 agresiones a ambientalistas, de las cuales 16 fueron homicidios, sumando un total de 21 víctimas.

Según cifras oficiales en México suman 120 ambientalistas asesinados en los últimos 15 años.

 

 

 

EFEverde-Texto/Fto

 

 

¿Será la inteligencia artificial la responsable de salvar a las ballenas?
 

Conocer la ubicación a tiempo real de las ballenas, que podría resultar clave para protegerlas ante el tráfico de barcos y derrames de petróleo, ha dejado de ser un lejano deseo de los grupos conservacionistas para convertirse en una realidad gracias a la inteligencia artificial.

Saber dónde se encuentra en cada momento un grupo de cetáceos permite dar órdenes a barcos pesqueros para que eviten esa zona -previniendo así colisiones y capturas accidentales-, centrar tareas de limpieza posteriores a una marea negra en las zonas de más necesidad o crear parajes protegidos en los espacios donde pasan más tiempo.

Pero, si ya resulta difícil rastrear a los animales en tierra, ¿cómo es posible hacerlo en la inmensidad de los océanos, con especies que viajan miles de kilómetros y que resultan tremendamente difíciles incluso de censar?

La respuesta puede encontrarse en la inteligencia artificial

Un proyecto de colaboración entre la ONG Rainforest Connection (que ya se sirve de inteligencia artificial para luchar contra la deforestación en el Amazonas), el Departamento de Pesca y Océanos de Canadá y Google se ha propuesto “monitorizar” la población amenazada de orcas en el mar de Salish, que baña las costas de metrópolis como Seattle y Vancouver.

“La lógica es la misma que aplicamos en el caso del Amazonas. Usamos señales acústicas para localizar a las ballenas y transferimos esa información a las autoridades pertinentes para que puedan actuar en consecuencia”, explicó a EFE el fundador de Rainforest Connection, Topher White.

Hidrófonos

Las señales acústicas son grabadas en el fondo del océano por unos dispositivos llamados hidrófonos que se encuentran sujetos por cables y disponen de infraestructura de red para enviar los audios a tiempo real a un servidor, desde el que son transmitidos a un sistema de inteligencia artificial.

Entre las infinitas horas y horas de audio, el modelo de inteligencia artificial está diseñado para detectar cantos de ballena, que dada la velocidad y la larga distancia a las que viaja el sonido bajo el agua, pueden captarse a hasta 50 kilómetros de distancia.

En el caso de las orcas, que son tan difíciles de rastrear que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que no dispone de datos suficientes para determinar su estado de conservación, los esfuerzos se centran por el momento en la población del mar de Salish, donde sí se ha podido registrar un descenso de cientos de ejemplares a sólo 73 en la actualidad.

El responsable de captar los sonidos mediante una docena de hidrófonos repartidos en zonas de aguas relativamente poco profundas es el Departamento de Pesca y Océanos de Canadá que, sólo para enseñar a los modelos de inteligencia artificial, ya proveyó a los programadores con 1.800 horas de audio submarino y 68.000 “etiquetas” que identificaban los distintos sonidos.

“Está claro que no vamos a poder cubrir el océano entero con estos dispositivos, pero sí se pueden elegir lugares específicos que sean importantes. Por ejemplo, las rutas de navegación están por lo general muy bien delimitadas, y son por supuesto un buen lugar por el que empezar”, apuntó Matt Harvey, ingeniero de software en Google AI.

Así, quizá de forma inesperada para el gran público, la inteligencia artificial se ha alzado en una herramienta útil para dar respuesta en el siglo XXI al que durante décadas ha sido uno de los retos más publicitados del movimiento conservacionista: salvar a las ballenas.

 

 

 

 

 

 

Marc Arcas - EFEverde/Foto:Google

 

 

Wright Electric inicia programa para  desarrollar motor
del avión eléctrico
 

Wright Electric, 'partner' de easyJet, ha iniciado un programa para desarrollar el motor de un avión eléctrico de 186 plazas llamado 'Wright1'.

La compañía está trabajando en el modelo siguiendo la escala de megavatios que será necesaria para un avión comercial de este tamaño, lo que implica un motor eléctrico de 1,5 MV y un inversor de 3 kilovoltios.

EasyJet destaca que este motor "será el precursor de la aviación del futuro, orientada a las cero emisiones en Europa y en el mundo".

Asimismo, Wright Electric está en conversaciones con BAE Systems en relación a controles de vuelo y sistemas de gestión de energía. El fabricante de aviones eléctricos estima hacer pruebas de su motor en 2021 y del avión en 2023.

La compañía ha realizado un evento este jueves en Nueva York donde ha mostrado una maqueta del motor y del ventilador, además de anunciar el traslado de su sede a Albany (Nueva York) para "sacar el máximo provecho de la ingeniería puntera de la región".

El desarrollo del motor es el primer paso para avanzar hacia la construcción de este avión de fuselaje estrecho, que se testará de forma simultánea con pruebas aerodinámicas para ir definiendo el diseño de la propulsión.

La empresa espera la entrada en servicio de su avión insignia en 2030, para cuyo desarrollo está recibiendo financiación de varias agencias gubernamentales de Estados Unidos, incluyendo la NASA y el Laboratorio de Investigación de Fuerza Aérea (AFRL).

El consejero delegado de easyJet, Johan Lundgren, ha señalado que este proyecto supone "un paso crucial en la introducción de aviones eléctricos a gran escala" y que "la tecnología necesaria para las baterías está avanzando a buen ritmo".

Texto/Fotos: Ecoticias

 

Locura absoluta: Australia matará a balazos desde helicópteros a miles de camellos salvajes a causa de la sequía
 

Miles de camellos salvajes serán asesinados 'a balazos' desde helicópteros en Australia a causa de la sequía que sufre el país. Estos animales están poniendo en peligro a las comunidades del desierto al no encontrar agua.

Los dirigentes aborígenes de las Tierras Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY), una zona del gobierno local en el extremo noroeste de Australia del Sur, han sido los que han ordenado la operación, que durará cinco días.

El objetivo es controlar a las manadas de camellos y alejarlos de los acuíferos de los que dependen diferentes comunidades.

"Esta es la primera gran matanza en esta región", ha explicado a DPA el generte general de APY, Richard King.Los encargados de acabar con más de 10.000 camellos serán cazadores profesionales.

En Australia, según informa DPA, los camellos no son nativos por lo que no tienen ningún depredador natural y según los cálculos de expertos en fauna silvestre, hay hasta 600.000 camellos salvajes en el país.

"La sequía y el aumento de las temperaturas han hecho que los camellos entren en las aldeas y rompan las cercas, derriben los tanques de agua y destruyan los almacenes de alimentos en la región, donde el agua es extremadamente valiosa", ha detallado King.

Este hecho se debe a que Australia ha registrado en 2019 el año más calido y seco de su historia, según la explicación de la oficina meteorológica de la que se hace eco DPA, lo que ha provocado que se originen incendios que están arrasando millones de hectáreas.

Hasta la fecha, 1.250 millones de animales han muerto o han resultado heridos en estos incendios forestales, incluyendo la muerte de miles de koalas, canguros y otras especies icónicas

Texto/Fotos: Ecoticias. 

 

© La Huella Verde 2020- all rights preserved.